Suena bonito eso de dinero sorpresa, ¿a poco no? El dinero sorpresa es el que llega sin avisar u otras veces dinero que no llega con una frecuencia predecible.  Uno ejemplos de dinero sorpresa serian dinero que llega como regalo, ya sea de un familiar, tu empleador, aguinaldo, herencia inclusive la venta de una propiedad. ¿Qué ha hecho en el pasado con ese dinero? ¿Compró regalos? ¿Ahorró? ¿Pagó deudas? Lo primero que tiene que hacer es gritar, celebrar, festejar y bailar como “Cantinflas” porque no es común recibir dinerito sorpresa. Le quiero dar unas sugerencias de qué hacer con ese dinero dependiendo de su situación.

No quiero ser un aguafiestas, pero hay que ser sabios con ese regalo. La estabilidad financiera provee paz y tranquilidad, y eso también trae felicidad. A diferencia de la satisfacción inmediata que trae comprar un regalo, el vivir en paz financiera es un regalo que dura más que las baterías de su juguete nuevo. Si usted reconoce que en el pasado no ha sido muy sabio para usar ese dinero y quiere paz financiera en su vida, entonces hay que empezar a vivir en un plan financiero. Utilice ese dinero en el siguiente orden hasta donde alcance. En otras palabras si le llegan $1,500 dólares usted llegaría hasta el segundo punto.

¿Qué hacer con el dinero sorpresa en un plan financiero?

  1. Separe $1,000 (600 S en Perú y $5,000 pesos en Mex) como mini fondo de emergencias.
  2. Pague las deudas
  3. Incremente el fondo de emergencias de 3 a 6 meses de gastos mensuales
  4. Ahorre para compras mayores como sala, comedor, carro o vacaciones.

¿Qué es lo que NO debemos hacer con este dinerito?

  1. Gastar más dinero del que recibió. Lo peor sería usar este dinero como un enganche para algo y hundirse más en la deuda.
  2. Usar el dinero comprando regalos muy caros. Recuerde: los regalos caros son una de las razones por las cuales no tiene paz financiera.
  3. Derrocharlo comprándose cosas para usted mismo. No estoy diciendo que es mala idea comprarse algo, pero el “yo, yo, yo” es un cáncer financiero que siempre le tendrá en un caos financiero.

Para los que dicen “esto no aplica para mí porque yo no recibo dinerito sorpresa”. ¡Por supuesto que aplica!, porque tal vez le toque a usted mandarle un dinerito sorpresa a alguien más, que no lo esté esperando. ¿Se imagina qué divertido será cuando le llamen para agradecerle o contarle cuánto beneficio trajo a sus vidas en ese momento?

El dinero nunca debe desperdiciarse. Una cosa es disfrutar, pero otra, derrocharlo simplemente sin conciencia. Nadie planea fracasar con su dinero. La mayoría fracasa por no planear. Siéntense con un papel y un lápiz a echar números y pregúntese “¿dónde estoy parado?” y siga esta receta para disfrutar de una vida en paz financiera.

 

 

Comparta este articulo

Facebooktwittermail