Temas

LIBRE DE DEUDAS
PRESUPUESTO
AHORROS
RELACIONES
CASA
SEGUROS
TODO LO DEMAS

Acerca de

Andrés entiende sus problemas financieros porque los vivió. Con mucha convicción, el ahora comparte estos principios para ayudarle a transformar su presente y futuro financiero.

Facebooktwitteryoutube

Corazon de maestro

Cada industria tiene su propio vocabulario, ¿a poco no? Cada industria tiene sus palabrotas de más de cuatro sílabas, me imagino que es para impresionarle, o quizás para confundirle, o para tener el privilegio de, simplemente, cobrarle más. ¿Le ha pasado que luego de hablar con un abogado, al salir de su oficina, usted está más confundido que cuando entró? Mire, todos estos expertos como: abogados, banqueros, personas de inversiones, de hipotecas, doctores, etc., muchas veces hablan en “chino”; como si fueran de otro planeta.

Cuando hagan eso, usted necesita recordarles que quien los está contratando es usted. Usted es el que tiene el dinero para pagar y si no le hablan en un idioma que usted entienda, párese y váyase de ahí. No haga como que entendió. Cuando le pregunten si entendió, si no lo entendió, no diga que sí.

–“Pero Andrés, es que si hago preguntas van a pensar que soy bruto”.

— Más bruto se va a ver cuándo le quiten el dinero.

Mire, no ponga dinero, no invierta dinero, no compre nada con su dinero, hasta que todo esté tan claro que usted pueda explicárselo a alguien más. Es cierto que usted debe rodearse de expertos en finanzas; pero, lo más importante, es que esos expertos tengan un corazón de maestro. El 85% de los expertos no tienen ese corazón; ellos tienen un corazón de vendedor. Ellos no están ahí para enseñarle, ellos quieren vender algo y obtener un beneficio.

¿Cómo saber si tiene un corazón de maestro? Porque cada vez que se sienta con ellos, usted aprende algo nuevo. Estamos hablando de un asesor, o doctor, o corredor de bienes raíces que está dispuesto a explicarle las cosas una y otra vez hasta que lo entienda. Encontrar una persona no es tan difícil, pero tómese el tiempo para entrevistar a más de uno y determinar qué corazón tiene la persona a quien está a punto de entregar —posiblemente— miles de dólares. Más allá de leer “reviews” en la internet, lo mejor es platicar con ellos, aunque sea por teléfono, pero preferiblemente en persona. Hombres, lleven a su esposa o que ella esté en la llamada, ya que las mujeres tienen ese sexto sentido que puede decir, “hay algo que siento con esa persona que no me gusta”. Hagan caso a ese presentimiento y deténganse.

Mi equipo y yo nos hemos tomado el tiempo para buscar y encontrar este tipo de expertos con uncorazón de maestro en el área financiera. Usted puede dar con ellos en mi página bajo la sección “Profesionales Recomendados.” Expertos con un corazón de maestro lo van a tratar como usted merece a pesar de su ingreso o nivel económico y el costo por sus servicios es lo mismo que trabajar con uno con el corazón de vendedor. Rodéense de expertos para evitar errores mayores, pero que sean de los que ponen sus intereses antes que los de ellos, expertos con un corazón de maestro.

 

 

Comparta este articulo

Facebooktwittermail

Reciba la primer clase Súper Ahorros gratis y los consejos de Andrés